• 1

por movimiento300

El socialismo ha demostrado por más de 100 años que es insostenible, que es un sistema fracasado que solo lleva pobreza, miseria, odio, división y esclavitud a los ciudadanos de los países donde tratan de implementarlo.

El Salvador no se escapa de esa búsqueda desmedida de poder que tienen algunos líderes, que solo buscan el autoritarismo a través del populismo y la demagogia. En este momento como salvadoreños si callamos, nos convertimos en cómplices de la violación de derechos humanos que sufren en estos momentos nuestros hermanos venezolanos.

La Venezuela de hoy no está lejos de lo que podemos llegar a vivir en el país. El presidente Salvador Sánchez Cerén y su partido, el FMLN, han dicho públicamente y con soberbia que el Socialismo del Siglo 21, el modelo que inicio Hugo Chávez y que ahora continua Nicolás Maduro, “es el faro de luz a seguir en Latinoamérica”.

Sin un atisbo de vergüenza, el presidente de la República y su canciller, Hugo Martínez, han defendido internacionalmente las violaciones a derechos humanos en Venezuela que han sucedido en los últimos días.

Miles de presos políticos, represión en la calle a los ciudadanos y la violencia desmedida, incluso el asesinato de jóvenes venezolanos son el resultado de la inmoralidad que ejecuta Maduro para evitar dejar el poder y los privilegios.

Hoy 2 de mayo, el Gobierno del FMLN aceptó ser la sede de la desfachatez, sin representar a la mayoría de los salvadoreños han decidido realizar la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), un organismo integrado por países alineados al gobierno de Maduro que pretende brindar su apoyo a la represión en Venezuela.

No esperamos coherencia de parte del Gobierno, quien siempre ha mostrado un interés desmedido solo en la obtención del poder y no en la búsqueda de los intereses del país, pero el presidente Salvador Sánchez Cerén se equivoca al tratar de hablar en nombre de los salvadoreños.

La mayoría decimos no a la represión ni a las dictaduras, por esa razón este día acompañaremos la concentración en la que diferentes grupos de la sociedad civil se reunirán a las 5 de la tarde en el redondel plaza Italia, con el fin de expresar nuestro descontento con la complicidad del FMLN con el Presidente de Venezuela.

Acompañaremos la concentración para decirle a los venezolanos que estamos con ellos y que los acompañamos en este momento, pero principalmente para decirle al Gobierno que nosotros no estamos dispuestos a llegar a la situación en la que se encuentra Venezuela, que es para nosotros tristemente, lo que no queremos para El Salvador.

Estamos dispuestos a defender la Libertad como un valor absoluto, porque sabemos que para poder vivir en libertad hay que defenderla, dentro y fuera de nuestras fronteras.

No se trata de Venezuela o El Salvador, se trata de una Latinoamérica libre y prospera, donde los ciudadanos sean capaces de construir su propio rumbo y encontrar la felicidad a través de sus medios.

 

movimiento300
Acerca de movimiento300

1 Comment

  • Rene Duque
    12:19 AM - 3 Mayo, 2017

    De acuerdo totalmente.

Deja un comentario

VENEZUELA: EN NOMBRE DE LA LIBERTAD