• 0

por movimiento300

El Tribunal Supremo Electoral de nuevo queda en tela de juicio con lo acontecido el día de ayer, durante casi 24 horas tuvieron a la población informada con datos poco confiables, lo más grave de este hecho, es que si el ente colegiado sabía que el sistema de marcas de preferencias estaba marcando un error ¿por qué no lo notificó de manera inmediata a los ciudadanos?

El organismo debería ser el llamado a darles tranquilidad a los ciudadanos, que su voluntad expresada en las urnas ha sido respetada y será plasmada en la conformación de la nueva Asamblea Legislativa y los concejos municipales.
En aras de la transparencia, el TSE debería permitir una auditoría externa, para identificar el “error humano” que originó el cambio en las preferencias de las diputaciones de San Salvador y La Libertad. Los partidos políticos deberían de sumarse a esta demanda.

De esta manera, se evitaría pensar que hubo una mala intención en el procesamiento de resultados afín de beneficiar a unos cuantos en detrimento de otros.

Como sociedad civil tenemos una serie de cuestionamientos que el TSE y la empresa de transmisión de datos Smartmatic deben responder a todos los ciudadanos:

– ¿Qué protocolos de pruebas se utilizaron para aceptar como válida la lógica programada por Smartmatic en los sistemas de conteo de voto utilizados?
– ¿Siguió el TSE protocolos de prueba certificados a la hora de recibir los servicios de Smartmatic con la lógica de conteo de votos?
– ¿Quién en el TSE firmó la aceptación de los servicios y las pruebas de
usuario antes de poner en marcha el sistema?

Esto es necesario por los $3.3 millones invertidos en la compra de un software que falló en el momento más crucial de una elección, el país merece la certidumbre que lo expresado en las urnas ha sido y será respetado.

Finalmente, agradecer a la ciudadanía por haber acudido a votar y enviar un claro mensaje al gobierno que el país necesita y requiere un giro de timón.

movimiento300
Acerca de movimiento300

No hay comentarios

Deja un comentario

OTRA ELECCIÓN CUESTIONADA Y SIN RESPUESTAS