Por movimiento300

EL SALVADOR PARTICIPA EN LA CREACIÓN DEL INFORME DE LIBERTADES ECONÓMICAS PARA CENTROAMÉRICA

Esta semana en Panamá se presentará el Reporte Centroamericano sobre Libertades Económicas, realizado por distintas organizaciones de la región y con el respaldo del Instituto canadiense The Fraser Institute; el cual cada año realiza un ranking de países según su libertad económica.

Este año Movimiento 300 apoyó el reporte con un capítulo sobre la realidad salvadoreña en aspectos económicos. El capítulo fue realizado por Julio Velásquez, miembro del equipo de asesores de Curul 85 y Movimiento 300. Esta es primera vez que El Salvador participa del informe, ya que años anteriores si bien aparece en el ranking no había un análisis dentro del reporte centroamericano del país.

La degradación de la libertad económica en El Salvador se debe a un abandono de la agenda pro libre mercado y a una aceptación política de un mayor rol del gobierno en la economía. Hechos aislados pueden haber mejorado coyunturalmente la calificación pero la ruta de largo plazo se perdió”, asegura Julio Velásquez, como preámbulo a al capítulo del informe.

 

 

La presentación del reporte se hará el 7 de septiembre y el evento durará 3 días. Movimiento 300 participará del panel centroamericano, para hablar de las realidades que enfrentan los países de la región en aspectos económicos, el panel se compartirá con otros representantes de organizaciones quienes también expondrán la realidad de sus países.

Por movimiento300

LOS MAGISTRADOS: UNA NEGOCIACIÓN BAJO LA MESA

Esta semana los diputados han demostrado nuevamente su falta de compromiso con los ciudadanos y la institucionalidad, en primer lugar, engañando a los ciudadanos, haciendo creer que la sociedad civil era parte del proceso siendo vigilantes y partícipes de las entrevistas, cuando en realidad negociaban a puerta cerrada.

De nuevo tomaron acciones políticas en decisiones democráticas del país.

Decidieron acomodar a los ciudadanos dándonos el dulce de la falsa fiscalización sobre la mesa, cuando a escondidas hablaban sobre a quién elegir.

Una vez más los diputados nos han demostrado su falta de seriedad con los asuntos de país cuando en un momento tan importante juegan con los tiempos, y sobre todo con la transparencia; tanto así, que diputados de la Asamblea prefirieron ir a ver el mundial en Rusia que tomar decisiones importantes para El Salvador.

Es increíble ver a todos los partidos políticos ponerse de acuerdo para llevar la elección de los próximos magistrados de la Corte Suprema de Justicia a un plano de reparto de poder por sobre las capacidades y cualificaciones que puedan tener la personas que aspiran a tan importante puesto.

Los grandes ausentes han sido los candidatos presidenciales que aspiran a la silla en 2019, ellos les guste o no son los líderes naturales de sus bancadas y deberían por lo menos llamar la atención si no liderar el esfuerzo de que en la Asamblea se elija en base a capacidad y pensando en patria y no en un botín.

Cada uno de esos candidatos debería estar de sobremanera preocupado porque la próxima Corte Suprema de Justicia sea una independiente y apegada al derecho, porque de ello depende en buena parte la gobernabilidad y el plan de acción del próximo presidente, este es el momento donde se debe y se puede demostrar que hacer las cosas diferentes es una acción y no un eslogan.

El partido ARENA tiene una gran responsabilidad en todo este proceso y sobre todo la carga moral de hacer las cosas de la manera correcta, hoy es la hora donde deben mostrar que de llegar al poder actuaran de manera diferente, de lo contrario no importa si llevan a un buen candidato de presidente o a la mejor opción a la vicepresidencia, su quinquenio quedara marcado con una mancha tan sucia que será imposible de lavar.

Los ciudadanos han participado, las organizaciones de la sociedad civil han hecho su parte, pero de nuevo la democracia y el sistema republicano queda en manos de los que tendrán que explicar en el futuro cercano para quien trabajaban, si para los intereses del país o para sus intereses particulares.

Hoy es el día de mostrar que hay más que poemas en los discursos electorales a la presidencia, hoy es la hora de demostrar de que estará hecho el próximo presidente.

Por movimiento300

ROAD TO INNOVATE

Innovate es un programa de emprededores, con el respaldo de la Fundación Friederich Naumann y Alianza para Centroamerica, que tiene como objetivo reunir emprendedores que estén generando nuevas tecnologías, negocios innovadores y desarrollo económico en cada una de las principales ciudades de la región centroamericana. Este año realizarán su tercera edición del Innovate Entrepeneurship Summit que, como todos los años, se llevará a cabo en Guatemala, el cual consiste en reunir a emprendedores de la región y premiar a uno.

Para llegar al Innovate Entrepeneurship se realizan premiaciones en cada país en un evento denominado “Road to Innovate”, este año por primera vez se realizará en El Salvador, con el apoyo de Movimiento 300. Este evento se llevará a cabo

Sábado 18 de agosto

2:00 p.m. – 6:00 p.m.

Auditorio de la Asociación Salvadoreña de Industriales 

Para participar del evento y aprender sobre la experiencia de emprendedores nacionales e internacionales, confirma tu asistencia a info@movimiento300.com

Si quieres participar con tu emprendimiento para ser el emprededor del año, inscríbete siguiendo los pasos de la imagen que encontrarás acontinuación:

Link del formulario aquí

 

 

Más información: info@movimiento300.com

Por movimiento300

¡Feliz día del impuesto!

“A mí ningún político me da de comer; si no trabajo, no como” es una de las frases más comunes de los ciudadanos que deciden excluirse de los temas políticos del país. Y su afirmación tiene mucho sentido. Excepto que la frase del mal político dice: “Usted trabaje, que si usted no lo hace, yo no como”. Y es que si le interesa la política o no, el Estado siempre toma una parte de lo que usted gana. Eso se llama impuesto.

Hoy, 30 de abril, es el día límite para declarar el Impuesto Sobre la Renta (ISR); es decir, hoy todos los que producimos para el país tenemos que ir y pagarle al Ministerio de Hacienda nuestra contribución por ser productivos. Muy claro lo dejaba Ludwig von Mises cuando decía: “Gravar los beneficios equivale a gravar el éxito”.

Y de aquí en adelante entra el debate donde los que rechazamos esta práctica somos descalificados, y no porque estemos en contra de pagar, sino porque no recibimos a cambio lo que merecemos por ese pago.
Los señalamientos de los políticos, de los amantes del Estado, dicen que somos poco “solidarios” por oponernos a dar dinero para los más necesitados. Dos puntos son claves en ese señalamiento: primero, la solidaridad solo es un valor en cuanto es voluntaria; por lo tanto, los impuestos no cumplen con esa valoración; segundo, ¿en nuestro país quiénes son los más necesitados? ¿Los políticos de turno que despilfarran lo recaudado?

Fuera del debate queda el análisis real de que, vía impuestos, se coloca una barrera al ahorro, ahorro que después puede ser invertido en otros esfuerzos productivos que generen mayor bienestar para otros ciudadanos e impacten de manera contundente a los más necesitados, no dándoles regalos, si no generando oportunidades de empleo.

Tampoco se habla de la mala administración pública que hacen los funcionarios del dinero que es nuestro, ya que como es un dinero que no han ganado ellos y que siempre llega a sus bolsillos, lo utilizan para pagarse privilegios desde sus posiciones de poder. “El dinero que no cuesta, se hace agua”, lo relevante es que a nosotros los que trabajamos y pagamos impuestos, nos cuesta… y mucho.
Por si no lo sabe, siendo usted empleado, su salario de al menos tres meses del año lo dedica al pago de impuestos. ¿No cree que es hora de exigir de verdad los servicios públicos que todos nos merecemos por nuestro pago?

Hay una paupérrima calidad de los servicios públicos que deberíamos recibir a cambio de ese pago. Escuelas sin techo, hospitales sin medicinas, servicios públicos deficientes y con una atención pésima para los contribuyentes son pocos ejemplos de que el pago de impuestos no tiene un impacto positivo para los salvadoreños.

Sin embargo, la queja recurrente de los burócratas es que nunca alcanza el dinero y la solución siempre es que los que ya pagamos impuestos, paguemos más. ¿Más impuestos, para qué? Esa es la respuesta que debemos buscar. Lo claro es que mientras el aparato estatal siga creciendo desmedidamente y sea la sección de recursos humanos de los activistas de partidos políticos, el dinero no alcanzará para lo que debe ser utilizado.

Así que la próxima vez que piense que si usted no trabaja, no come, y por eso es mejor ser indiferente a la política, también reflexione sobre la idea que si usted no trabaja, los políticos no comen, porque usted los mantiene vía impuestos que castigan su éxito y limitan recursos que de otro modo llegarían a su bolsillo y podría ocuparlos para darle una mejor calidad de vida a sus familias.
Ahora, celebremos el día de los impuestos. ¡Felicidades!

Por movimiento300

VOTAR PARA TRANSFORMAR EL SALVADOR, NO POR EL MENOS PEOR

ARENA, después de un proceso de elección interna, tiene un candidato presidencial para febrero del 2019. Las críticas o aportes sobre el proceso no nos corresponden. Sin duda, ese instituto político ha marcado la punta de lanza de democracia interna. ¿Mala o buena? Es una pregunta que ellos deben contestar.

Si bien es cierto la estrategia territorial de Carlos Calleja fue eficiente para ganar de manera holgada su candidatura, es importante que tenga claro que eso no le alcanza para ganar la presidencia de la República. Para febrero del 2019 necesita la base territorial que construyó, pero también a los actores de la política nacional, la sociedad civil, que no terminaron de engranar en lo que hasta ahora ha propuesto.

Los grupos formadores de opinión más importantes del país, las organizaciones políticas no partidarias con experiencia, las élites intelectuales y el impulsor de la economía más eficiente para El Salvador, la clase media; tienen que recuperar la esperanza en un proyecto de país que ofrezca la certidumbre y condiciones para autorealizarse, misma que hemos perdido en los últimos diez años.

El llamado a la unidad no puede seguir siendo un llamado vacío, que solo invite a apoyar porque no tenemos otra opción, esa lógica ya la escuchamos en el pasado y así llegaron a la presidencia los deplorables actores que hemos visto en esa silla.

Si el proyecto para el 2019 pretende poner a cambio de la unidad el actual deterioro de las instituciones, la implementación de políticas públicas fracasadas, el apoyo a estructuras partidarias por sobre lo correcto, ese es un precio que no estamos dispuestos a pagar.

Quien quiera ser el próximo presidente de El Salvador debe lograr que los ciudadanos salgan el próximo 3 de febrero a votar por el mejor. Por el candidato que convenza a los ciudadanos que es el mejor porque tiene el liderazgo de formar al equipo más capaz y que tendrá el valor de tomar las mejores decisiones para transformar el país. Todo esto con una defensa sólida de los principios de la vida, libertad y propiedad. Se trata de que como sociedad votemos con ilusión y esperanza y no simplemente miedo.

Si Carlos Calleja quiere ser un presidente con el capital político para llevar a término las decisiones difíciles que se deben tomar en el próximo mandato, debe seguir parado en el trabajo que ha realizado en las estructuras del partido; pero también, debe mirar al lado y extender la mano para pedir apoyo a todos los miembros de la sociedad que no necesariamente pertenecen o se sienten identificados por el partido ARENA. A ellos los debe convencer con el proyecto de liderazgo y de convicciones que desea implementar, un proyecto que se llame El Salvador.

Ese proyecto “El Salvador” necesita de las mejores mentes, de las mejores ideas sustentadas en principios y valores claros, necesita líneas de acción que respondan a las preguntas ¿qué?, ¿quién? y ¿cómo? Esas preguntas no están resueltas todavía. Pero es necesario empezar a construir ese mapa de ruta que nos lleve al país en el que queremos vivir.

Ya es tarde para comenzar, pero necesitamos empezar hoy. Es urgente construir ese plan de nación que convenza, que inspire, que motive a los salvadoreños a salir a votar no por el menos peor, sino que los motive a salir a votar para de manera contundente transformar El Salvador.

Por movimiento300

Venezuela duele a Latinoamérica.  Y duele porque detrás de la crisis política y la violencia que la dictadura de Nicolás Maduro está generando hay miles de héroes de la sociedad civil que, en muchos casos, están entregando hasta su vida por la Libertad.

Venezuela hoy deber ser un espejo para nuestro país, ya que al igual que los dirigentes actuales del gobierno salvadoeño, los funcionarios venezolanos creen en una democracia que solo busca ser una herramienta para su objetivo principal: obtener el poder total.

El boicot a los ciudadanos, la toma política de las instituciones y la manipulación de las herramientas democráticas para sus propios fines fueron el camino que llevó a Venezuela a esta grave situación, donde el asesinato de inocentes a manos del poder represivo del Estado y la cárcel para los que piensan diferente es el resultado para los que buscan una mejor vida para los venezolanos. 

Con vergüenza vemos cómo el gobierno salvadoreño, contrario a muchos países democráticos del mundo, se niega a recriminar y rechazar el actuar de Nicolás Maduro. Por el contrario, da su apoyo a una dictadura que a claras luces es represiva y contraria al pensamiento de los salvadoreños.

La posición del gobierno y del canciller no nos representa, y desde la sociedad civil es urgente aclarar que la mayoría de salvadoreños rechazamos de manera contundente el gobierno totalitario de Maduro y nos solidarizamos con los miles de venezolanos que están peleando desde la calle una lucha justa por una aspiración genuina: tener elecciones limpias y libres. 

No importa cuántos comunicados oficiales lance el gobierno cómplice del FMLN, los salvadoreños no reconocemos la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por Maduro, como lo han hecho países como EE. UU., Colombia, México, Panamá, Argentina, Perú, Chile, Canadá, España y la Unión Europea. Sabemos que la decisión del gobierno venezolano solo agravará la crisis. 

Lo que desde El Salvador exigimos es el fin de la represión, la liberación de todos los presos políticos, la apertura de un canal de asistencia humanitaria, la restauración de los poderes de la Asamblea Nacional y la convocatoria inmediata de elecciones generales, libres, justas y transparentes.

EL SALVADOR PARTICIPA EN LA CREACIÓN DEL INFORME DE LIBERTADES ECONÓMICAS PARA CENTROAMÉRICA
LOS MAGISTRADOS: UNA NEGOCIACIÓN BAJO LA MESA
ROAD TO INNOVATE
¡Feliz día del impuesto!
VOTAR PARA TRANSFORMAR EL SALVADOR, NO POR EL MENOS PEOR