Por movimiento300

ME DISCULPARÍA POR SER MUJER, PERO SERÍA MEDIOCRE

Quisiera decirles que me alegra haber nacido en un época donde mi género está de moda, donde somos inmunes a ser despedidas, a ser cuestionadas, a ser insultadas y en donde ser mujer parece ser el escudo para todo, sobre todo para ser mediocres. Pero no puedo, a mí me averguenza mi género. Me averguenzan todas esas mujeres hipócritas que en nombre del género atacan a todo mundo, esas que con la bandera de mujer apelan a la lástima y a la victimización. 

Que triste que en una sociedad tan desarrollada, una sociedad donde la comunicación es instatánea, el mensaje de las mujeres, emocional, burdo y mediocre, sea válido. ¿Acaso nadie se da cuenta de la enorme manipulación que hay detrás de eso? ¿Nadie ve que cuando una mujer asegura que lo que un hombre le dice es una ofensa es porque no tiene cómo defenderse?

Me averguenza tener que explicar que yo no soy como todas esas mujeres a las que no se les puede decir nada porque creen que es ofensivo. Que no soy de esas que cree que necesitamos cuotas para obtener un puesto de trabajo. No soy de las que piensan que nos merecemos algo solo por ser mujeres. Todo esto es tan absurdo que me apena tener que decirlo, porque no puedo creer que existan mujeres que ocupen algo tan insignificante como su género para sobresalir y peor aún para generar lástima. 

Algunas diputadas tienen la hipocresia de defender a las mujeres con leyes. No entienden el daño que eso nos hace. Bajo la banalidad de sus análisis ser mujeres merece leyes, y no.

Las cuotas no dignifican, menosprecian. Cada vez que crean leyes en nombre de las mujeres, la protección nos vuelve “tan inmunes” que nos descartan. Es más difícil encontrar trabajo por competencia, ser respetadas por logros, ser valoradas por nuestras acciones porque parece que todo esto debe pasar solo por ser mujeres y no es así.  

A una persona no se le denigra con contradecirla, no se le ofende con reclamarle, no se humilla por no incluirla. Una mujer, así como un hombre, debe ganarse los espacios. Estamos contribuyendo a una sociedad de mediocridad en donde luchamos por ver quién tiene más poder sin atributos, donde las diputadas están por una cuota y no porque lo amerite su capacidad, en donde nos aplauden porque está de moda, y en donde no nos debaten porque es peligroso.

Una mujer es más que una mujer. Es un individuo con carácteristicas diferentes, con sus propias habilidades que nos pueden o no hacer mejor que un hombre. Somos capaces de competir y ganar no por lástima sino porque podemos. Las mujeres no necesitamos que nos protejan sino que nos dejen ser.

Pero quiero darles una buena noticia y es que estoy segura que las mujeres que pensamos así somos mayoría, pero que lejos de estar creando mensajes de victimización estamos construyendo un mundo en el que creemos, porque aunque quisieramos decirlo, los micrófonos han sido cedidos a las mediocres a las mujeres que no nos representa. Porque hoy dar lástima es más atractivo que ser exitoso. Por lo pronto, el resto de mujeres a las que no les importa su género, seguimos trabajando, sacando a nuestras familias adelante, creando emprendimiento, creando equipos con hombres y superándonos porque desde que tenemos los mismos derechos que los hombres supimos que la cuestión no era quién nos lo iba a permitir sino quién nos podrá detener. 

****Escrito por Sandra Cárcamo, miembro del equipo de #Bloggers300

Por movimiento300

EL PAÍS DE LOS TRES TERCIOS

A raíz de los últimos acontecimientos en el ámbito político de mi querido El Salvador, y luego de reflexionar sobre estos, con números en mano, me tomé la tarea de analizar la situación.

¿Qué ha pasado realmente tras la “ruptura” del FMLN y Nayib Bukele?  Contrario a los que muchos piensan, esto ha ayudado a fortalecer la izquierda en el país. El voto duro del FMLN que ha caído a más o menos 20% (depende de cuál encuesta se lea) se fortalece y crece, ya que muchos simpatizantes del FMLN no les gustaba el hecho que Nayib haya utilizado al partido para hacer lo que quiso. Al expulsarlo el Comité de Ética, estos “detractores”, aplauden el hecho y vuelven a confiar en la cúpula del partido.  Por su lado, Nayib aumenta su simpatía con aquellos que dicen llamarse de centro izquierda, y cuidado que hasta algunos de centro derecha.

El conflicto que mantuvo el FMLN y Nayib Bukele permitió impactar a dos grupos electorales, consolidó el voto de la izquierda, con dos proyectos separados con el mismo objetivo: las elecciones 2019.

Ahora para ARENA, quien ante la población se percibe con serios problemas internos por una lucha de poder y egos, y que ha estado ausente del debate público, esto significa que va a tener que librar una batalla contra dos actores fuertes y relevantes. Esta situación ha llevado a que el grupo de ciudadanos apáticos a la política partidaria tradicional, sea cada vez más grande, ¿adónde va entonces este votante desencantado?  No va a votar.  Los que no votan favorecen a quien tiene el voto duro más afianzado, el FMLN, y da pie a una tercera opción: Nayib Bukele. La “pelea” del FMLN y Nayib Bukele, favorece y consolida el proyecto de la izquierda.

¿Es factible una tercera alternativa? Rotundamente, sí; pero estadísticamente no pueden ser ninguno de los otros partidos actuales (GANA, PDC o PCN), pues sus límites superiores ya toparon.

Ahora bien, el gobierno actual y el Presidente Salvador Sanchez Cerén, están en el punto más bajo de esta y de las últimas tres administraciones, tanto en nivel de aprobación hacia el gobierno como también en la nota que la población le da al Presidente.  Esto haría suponer que ARENA está mejor, pero no sucede. Entonces la pregunta es ¿quién es la opción? ¿hay un tercero?

El tercero es el voto desencantado y esta es la amenaza y la oportunidad para el futuro político del país.  Por eso este es el país de los tres tercios. Pero, ¿quién gana en un país dividido en tres?  Debemos romper con aquel mito que vivimos en un país bipartidista y entender de una buena vez que para romper este círculo, la propuesta y a la vez el reto, es retomar el centro desde la derecha.  Es necesario impulsar un proyecto que detenga la agenda de los enemigos de la libertad y amigos del egoísmo (llámese el proyecto de la izquierda) que permita reposicionar el rumbo correcto del país.

Debemos volver a creer, a sentirnos orgullosos de ser salvadoreños. Necesitamos hacer valer nuestros ideales y solo así transformaremos nuestro país.

 

Por Rodrigo E. Valiente M.

Presidente M300

Por movimiento300

VENEZUELA: EN NOMBRE DE LA LIBERTAD

El socialismo ha demostrado por más de 100 años que es insostenible, que es un sistema fracasado que solo lleva pobreza, miseria, odio, división y esclavitud a los ciudadanos de los países donde tratan de implementarlo.   Leer más

Por movimiento300

IMPAGO ES UNA AMENAZA DEL GOBIERNO

Este día el gobierno del FMLN ha encendido la máquina de desinformación con funcionarios, diputados, estructuras partidarias en las instituciones y todo el aparataje de medios gubernamentales para tratar de construir una mentira y convertirla en verdad.

  Leer más

Por movimiento300

LA INMORALIDAD DE LA “GENEROCRACIA”

Por: Andrés Pino

La semana pasada, diputadas del grupo parlamentario de ARENA introdujeron una propuesta para reformar la Ley de Partidos Políticos, a fin de “crear mecanismos que promuevan mayor participación política de las mujeres”.

  Leer más

Por movimiento300

SUBSIDIOS: MÁS FOCALIZACIÓN

¡Subsidios a la baja! Así, vía Decreto, el lunes pasado más de un millón de salvadoreños vieron reducido el apoyo del Gobierno al subsidio de la energía eléctrica. El presidente Sánchez Cerén decidió reducir el apoyo a los salvadoreños.

Y aunque la tentación inmediata es condenar tal acción, la verdad es que la focalización de los subsidios es una tarea pendiente, más allá del interés de los populistas de todos los partidos por cambiar votos por prebendas electorales, lo cierto es que el Estado tiene una crisis grave de dinero.

  Leer más

Por movimiento300

LO POLÍTICAMENTE CORRECTO ES RETRÓGRADO

Por: Alberto Benegas Lynch (h)

Presidente del Consejo Académico, Libertad y Progreso  

El progreso significa cambio para mejor. Como nuestra ignorancia es enorme,  la forma de reducirla consiste en abrir debates en todas direcciones al efecto de poder refutar lo anterior y avanzar en la buena dirección. En otros términos, la faena del intelectual estriba en convertir lo políticamente imposible en políticamente posible. Esto se lleva a cabo en el plano de las ideas, mostrando las ventajas de dejar atrás lo inconveniente para adoptar lo mejor.

  Leer más

Por movimiento300

Como parte de mis labores diarias, tengo la oportunidad de escuchar cada semana numerosas propuestas -formales e informales- que atentan contra la seguridad económica de los salvadoreños.   Leer más

1 2 3 4
ME DISCULPARÍA POR SER MUJER, PERO SERÍA MEDIOCRE
CHINA: ¿POR EL BIEN DEL PAÍS O EL BIEN DEL FMLN?
SOCIALISMO: LA IDEA QUE MATÓ A MILLONES DE PERSONAS
EL PAÍS DE LOS TRES TERCIOS
VENEZUELA: EN NOMBRE DE LA LIBERTAD
IMPAGO ES UNA AMENAZA DEL GOBIERNO
LA INMORALIDAD DE LA “GENEROCRACIA”
SUBSIDIOS: MÁS FOCALIZACIÓN