Por movimiento300

EL PAÍS DE LOS TRES TERCIOS

A raíz de los últimos acontecimientos en el ámbito político de mi querido El Salvador, y luego de reflexionar sobre estos, con números en mano, me tomé la tarea de analizar la situación.

¿Qué ha pasado realmente tras la “ruptura” del FMLN y Nayib Bukele?  Contrario a los que muchos piensan, esto ha ayudado a fortalecer la izquierda en el país. El voto duro del FMLN que ha caído a más o menos 20% (depende de cuál encuesta se lea) se fortalece y crece, ya que muchos simpatizantes del FMLN no les gustaba el hecho que Nayib haya utilizado al partido para hacer lo que quiso. Al expulsarlo el Comité de Ética, estos “detractores”, aplauden el hecho y vuelven a confiar en la cúpula del partido.  Por su lado, Nayib aumenta su simpatía con aquellos que dicen llamarse de centro izquierda, y cuidado que hasta algunos de centro derecha.

El conflicto que mantuvo el FMLN y Nayib Bukele permitió impactar a dos grupos electorales, consolidó el voto de la izquierda, con dos proyectos separados con el mismo objetivo: las elecciones 2019.

Ahora para ARENA, quien ante la población se percibe con serios problemas internos por una lucha de poder y egos, y que ha estado ausente del debate público, esto significa que va a tener que librar una batalla contra dos actores fuertes y relevantes. Esta situación ha llevado a que el grupo de ciudadanos apáticos a la política partidaria tradicional, sea cada vez más grande, ¿adónde va entonces este votante desencantado?  No va a votar.  Los que no votan favorecen a quien tiene el voto duro más afianzado, el FMLN, y da pie a una tercera opción: Nayib Bukele. La “pelea” del FMLN y Nayib Bukele, favorece y consolida el proyecto de la izquierda.

¿Es factible una tercera alternativa? Rotundamente, sí; pero estadísticamente no pueden ser ninguno de los otros partidos actuales (GANA, PDC o PCN), pues sus límites superiores ya toparon.

Ahora bien, el gobierno actual y el Presidente Salvador Sanchez Cerén, están en el punto más bajo de esta y de las últimas tres administraciones, tanto en nivel de aprobación hacia el gobierno como también en la nota que la población le da al Presidente.  Esto haría suponer que ARENA está mejor, pero no sucede. Entonces la pregunta es ¿quién es la opción? ¿hay un tercero?

El tercero es el voto desencantado y esta es la amenaza y la oportunidad para el futuro político del país.  Por eso este es el país de los tres tercios. Pero, ¿quién gana en un país dividido en tres?  Debemos romper con aquel mito que vivimos en un país bipartidista y entender de una buena vez que para romper este círculo, la propuesta y a la vez el reto, es retomar el centro desde la derecha.  Es necesario impulsar un proyecto que detenga la agenda de los enemigos de la libertad y amigos del egoísmo (llámese el proyecto de la izquierda) que permita reposicionar el rumbo correcto del país.

Debemos volver a creer, a sentirnos orgullosos de ser salvadoreños. Necesitamos hacer valer nuestros ideales y solo así transformaremos nuestro país.

 

Por Rodrigo E. Valiente M.

Presidente M300

Por movimiento300

NO SE EQUIVOQUE, LA IZQUIERDA NO ESTÁ EN CRISIS

En las últimas semanas, hemos sido testigos de toda una trama política entre el partido de Gobierno entre el FMLN y el alcalde por ese partido, Nayib Bukele, sin duda lo que parece como una pelea infantil y llena de historias caricaturescas es en su esencia, una lucha de poder, no un enfrentamiento a muerte.

Una lucha de poder que tiene en sus fundamentos la pelea por una bandera política y las bases partidarias que son el activo político más importante del FMLN, y es que el alcalde de San Salvador ha sido claro en multiples ocasiones y ha dicho que el sigue “enamorado” del FMLN de origen, es decir las bases e ideas entre el alcalde y las estatutos del partido son las mismas.

Lo que a simple vista parece una pelea tonta, tiene en el fondo un sustento estratégico envidiable, ya que con los resultados actuales lo que ha sucedido es que el FMLN ha consolidado su voto duro, que ronda el 21% según las últimas encuestas, ya que el reclamo principal era que los dirigentes se habían “aburguesado” y la expulsión del alcalde hace parecer al Frente por fin consistente en mucho tiempo.

Por otro lado, Nayib Bukele, al atacar a los dirigentes y no al partido, lo que ha hecho es coquetear con las bases molestas y con los efemelenistas que no son parte del voto duro, por lo tanto ha abierto un nuevo bloque de posibles votantes, un bloque nada despreciable que puede llegar a tener hasta un tercio de los posibles electores.

No se equivoque, la izquierda no está en crisis, la izquierda de El Salvador ha consolidado su posición política electoral, abriendo un nuevo bloque, poniendo en la contienda a un nuevo actor, que aunque esté peleado con el cocinero sigue teniendo acceso a la cocina. Ahora la izquierda es más fuerte porque conquista a los votantes leales y corre en la búsqueda de los votantes descontentos.

Ambos, el FMLN y Bukele, han dicho en diferentes ocasiones que el modelo de libertades económicas ha fracasado y que lo necesario es dar más poder al Estado, más impuestos, más deuda, más leyes de control sobre los ciudadanos, ese es el modelo que ambos quieren implementar.

Quien sí está en crisis es la derecha, una derecha inoperante que tiene a la fecha, un solo vehículo electoral y que representa a muy pocos. Peor aún, es el espacio que queda desde el voto duro de ARENA hacia el centro de la derecha que hoy no tiene opciones.

La izquierda hábilmente ha ampliado su espectro y con ello también redujo a la derecha a una esquina que no le permite mayores opciones de crecimiento. Si bien es cierto, existen algunas luces por tratar de llenar ese lugar, son proyectos que nacen muertos porque están centrados en una persona, en un liderazgo.

Ese espacio solo puede ser llenado por un proyecto, uno que coloque al individuo como centro, que tenga ideas claras  como un Estado pequeño y eficiente, fortalecer el Estado de Derecho,  que el libre mercado es la forma más eficiente para combatir la pobreza y que por sobre todas las cosas, no descanse en el nombre de una persona, sino en el liderazgo individual de los miles de salvadoreños que nos nos sentimos representados.

La izquierda se fortaleció, llegó el momento de fortalecernos y de retomar el centro desde la derecha.

Por movimiento300

ESTAMOS ENTRE EL MALO, EL IRRELEVANTE Y LOS PERVERSOS

Ayer en la Asamblea Legislativa fuimos testigos de nuevo de un combo de intercambio de intereses entre la clase política, de nuevo quedó en evidencia que los CIUDADANOS no están representados como lo demuestran las últimas encuestas de opinión pública.

  Leer más

Por movimiento300

SINDICATOS PARTIDARIOS

El país debe estar primero. Esa es una de las premisas que la clase política y los partidos parecen haber olvidado. Lo que vemos actualmente es una lucha de poder por controlar instituciones que son claves para los ciudadanos y para el sistema democrático en el que vivimos.

En nuestro decálogo de principios, el octavo refuerza la idea de la Democracia Representativa, que para nosotros es clave en la defensa del sistema Republicano en el que vivimos. Los partidos políticos deberían ser la expresión más clara de la representación de los ciudadanos en la toma de decisiones en políticas públicas.

Hoy por hoy esa representatividad cruza una crisis aguda y no solo porque los políticos de todos los colores muestran una desconexión de la realidad que vivimos los salvadoreños, sino también porque pequeños grupos de poder se han tomado el control de esas instancias, esos grupos las  ocupan al servicio de sus beneficios particulares.

Así, los partidos políticos se han convertido en la fuente de subsistencia de personas interesadas en aferrarse a sus “feudos”. Grupos que solo buscan asegurar su puesto y defender a toda costa sus privilegios.

 Todos los partidos han sido tomados por “sindicatos”, personas que viven de su puesto en el sector público, minando y erogando los impuestos que los ciudadanos honrados pagamos con nuestro trabajo.

 Entonces, ¿cuál es la solución? Definitivamente el camino no es fácil y la democratización real y no de eslogan es necesaria en esas instituciones políticas. Y eso no significa que lo tome otro grupo que a través de berrinches o escándalos públicos presione para cambiar la realidad, porque la corrupción y las irregularidades se denuncian en el momento que se identifican, no cuando no se cumplen demandas.

La transparencia los hará libres. Cuanto más transparentes sean los procesos de democratización de los partidos o en cuanto más ofertas partidarias existan, más cerca estaremos de la verdadera representatividad que se necesita para dar la validez necesaria a los políticos.

 En Movimiento 300 creemos que la “renovación” no debe ser utilizada como slogan de política electoral y estamos convencidos que es necesario evitar así que esta loable acción se convierta en parte de la demagogia política.

 La verdadera renovación, el verdadero cambio, solo puede venir de individuos comprometidos, quienes son los que si tienen el poder de renovar por medio del voto la clase política.

 Los políticos deben entender que trabajan para los ciudadanos que representan y que los partidos políticos son los vehículos para alcanzar esos fines. Se deben a los ciudadanos y ambos deben estar al servicio de los mismos.

 Como ciudadanos nos toca defender y exigir una verdadera representatividad. Está en nuestras manos y es nuestra obligación porque tenemos que entender de una vez que aquellos que lo arruinaron difícilmente tendrán la voluntad de corregir.

Por movimiento300

LA GENERACIÓN M: LA SOCIEDAD DE LOS MEDIOCRES

Por: Luis Artiga (Director ejecutivo de Movimiento 300)

En una sociedad que ama las clasificaciones en los últimos tiempos, los millennials tienen el protagonismo asegurado. Y es que parece fácil poner etiquetas como si de curitas se tratara a las deficiencias en la formación de una generación. Y sí, me entiende bien, los millennials, en definitiva, no existen.   Leer más

Por movimiento300

IMPAGO ES UNA AMENAZA DEL GOBIERNO

Este día el gobierno del FMLN ha encendido la máquina de desinformación con funcionarios, diputados, estructuras partidarias en las instituciones y todo el aparataje de medios gubernamentales para tratar de construir una mentira y convertirla en verdad.

  Leer más

Por movimiento300

Los que pagan impuestos

Por:  Carlos Rodríguez Braun

Consejero Académico de Libertad y Progreso

Los que pagan impuestos son los que no pueden evitar pagarlos.

Frente a esto cabe incurrir en falacias buenistas. Así, alguna persona puede alegar que paga impuestos porque piensa más en la colectividad que en su individualidad,   Leer más

Por movimiento300

LA INMORALIDAD DE LA “GENEROCRACIA”

Por: Andrés Pino

La semana pasada, diputadas del grupo parlamentario de ARENA introdujeron una propuesta para reformar la Ley de Partidos Políticos, a fin de “crear mecanismos que promuevan mayor participación política de las mujeres”.

  Leer más

Por movimiento300

SUBSIDIOS: MÁS FOCALIZACIÓN

¡Subsidios a la baja! Así, vía Decreto, el lunes pasado más de un millón de salvadoreños vieron reducido el apoyo del Gobierno al subsidio de la energía eléctrica. El presidente Sánchez Cerén decidió reducir el apoyo a los salvadoreños.

Y aunque la tentación inmediata es condenar tal acción, la verdad es que la focalización de los subsidios es una tarea pendiente, más allá del interés de los populistas de todos los partidos por cambiar votos por prebendas electorales, lo cierto es que el Estado tiene una crisis grave de dinero.

  Leer más

1 2 3
SOCIALISMO: LA IDEA QUE MATÓ A MILLONES DE PERSONAS
EL PAÍS DE LOS TRES TERCIOS
NO SE EQUIVOQUE, LA IZQUIERDA NO ESTÁ EN CRISIS
ESTAMOS ENTRE EL MALO, EL IRRELEVANTE Y LOS PERVERSOS
SINDICATOS PARTIDARIOS
LA GENERACIÓN M: LA SOCIEDAD DE LOS MEDIOCRES
IMPAGO ES UNA AMENAZA DEL GOBIERNO
Los que pagan impuestos
LA INMORALIDAD DE LA “GENEROCRACIA”
SUBSIDIOS: MÁS FOCALIZACIÓN