Por movimiento300

ME DISCULPARÍA POR SER MUJER, PERO SERÍA MEDIOCRE

Quisiera decirles que me alegra haber nacido en un época donde mi género está de moda, donde somos inmunes a ser despedidas, a ser cuestionadas, a ser insultadas y en donde ser mujer parece ser el escudo para todo, sobre todo para ser mediocres. Pero no puedo, a mí me averguenza mi género. Me averguenzan todas esas mujeres hipócritas que en nombre del género atacan a todo mundo, esas que con la bandera de mujer apelan a la lástima y a la victimización. 

Que triste que en una sociedad tan desarrollada, una sociedad donde la comunicación es instatánea, el mensaje de las mujeres, emocional, burdo y mediocre, sea válido. ¿Acaso nadie se da cuenta de la enorme manipulación que hay detrás de eso? ¿Nadie ve que cuando una mujer asegura que lo que un hombre le dice es una ofensa es porque no tiene cómo defenderse?

Me averguenza tener que explicar que yo no soy como todas esas mujeres a las que no se les puede decir nada porque creen que es ofensivo. Que no soy de esas que cree que necesitamos cuotas para obtener un puesto de trabajo. No soy de las que piensan que nos merecemos algo solo por ser mujeres. Todo esto es tan absurdo que me apena tener que decirlo, porque no puedo creer que existan mujeres que ocupen algo tan insignificante como su género para sobresalir y peor aún para generar lástima. 

Algunas diputadas tienen la hipocresia de defender a las mujeres con leyes. No entienden el daño que eso nos hace. Bajo la banalidad de sus análisis ser mujeres merece leyes, y no.

Las cuotas no dignifican, menosprecian. Cada vez que crean leyes en nombre de las mujeres, la protección nos vuelve “tan inmunes” que nos descartan. Es más difícil encontrar trabajo por competencia, ser respetadas por logros, ser valoradas por nuestras acciones porque parece que todo esto debe pasar solo por ser mujeres y no es así.  

A una persona no se le denigra con contradecirla, no se le ofende con reclamarle, no se humilla por no incluirla. Una mujer, así como un hombre, debe ganarse los espacios. Estamos contribuyendo a una sociedad de mediocridad en donde luchamos por ver quién tiene más poder sin atributos, donde las diputadas están por una cuota y no porque lo amerite su capacidad, en donde nos aplauden porque está de moda, y en donde no nos debaten porque es peligroso.

Una mujer es más que una mujer. Es un individuo con carácteristicas diferentes, con sus propias habilidades que nos pueden o no hacer mejor que un hombre. Somos capaces de competir y ganar no por lástima sino porque podemos. Las mujeres no necesitamos que nos protejan sino que nos dejen ser.

Pero quiero darles una buena noticia y es que estoy segura que las mujeres que pensamos así somos mayoría, pero que lejos de estar creando mensajes de victimización estamos construyendo un mundo en el que creemos, porque aunque quisieramos decirlo, los micrófonos han sido cedidos a las mediocres a las mujeres que no nos representa. Porque hoy dar lástima es más atractivo que ser exitoso. Por lo pronto, el resto de mujeres a las que no les importa su género, seguimos trabajando, sacando a nuestras familias adelante, creando emprendimiento, creando equipos con hombres y superándonos porque desde que tenemos los mismos derechos que los hombres supimos que la cuestión no era quién nos lo iba a permitir sino quién nos podrá detener. 

****Escrito por Sandra Cárcamo, miembro del equipo de #Bloggers300

Por movimiento300

LA REPÚBLICA ESTÁ SECUESTRADA

En momentos en los que la oferta electoral nos persigue a todos lados y en los que la opinión pública está intentando ver las propuestas de candidatos a la presidencia, la elección de magistrados estaba quedando en un segundo plano, aun cuando es un tema fundamental. Sin embargo, ayer se volvió la mirada nuevamente a la elección de los magistrados de la CSJ. Y nos encontramos, con más fuerza, ante la crisis de la república.

Es lamentable que ayer la intención de algunos diputados quedara frustrada por la insolencia de otros al bloquear la elección. Y además es reprochable que algunos parecían coaccionados por sus bancadas para no acompañar con su voto la elección.

Ayer se intentó elegir magistrados, pero no se logró. Seguimos contando, hoy cumplimos 109 días sin Sala. Lo cual se resume en trabajo no realizado por la institución: 100 demandas de amparo, 89 demandas de hábeas corpus o exhibición personal y 12 demandas de inconstitucionalidad. Es decir, una república ausente con trabajo pendiente.

Hace 109 días nuestra república fue secuestrada por sus falsos defensores; y bajo el discurso de que lo hacen por el bien de ella, y de nosotros, la han tenido en sus manos. En medio de negociaciones oscuras entre ellos, a puertas cerradas, secretas y con todo el misterio de los acuerdos clandestinos.

No tener magistrados no solo quiere decir que los diputados no han hecho su trabajo, no solo es una ineficiencia por la que hemos pagado millones, sino que significa el secuestro de un sistema. Significa que no existen pesos y contrapesos, que dos poderes del Estado tienen la facultad de hacer lo que quieran sin ser juzgados. Significa que la institucionalidad ha pasado de ser una palabra que defienden los diputados a una práctica que están atacando deliberadamente al no elegir.

La república es el sistema que debería frenar todo abuso de poder, de frenar los egos políticos para aterrizarlos en realidades ciudadanas. Que la república se mantenga es rol de los diputados, a los cuales hemos dado el poder con el voto y han sido incapaces de resolver por más de tres meses. Hoy están abusando de su poder tomando la decisión de no elegir.

Entonces las verdaderas dudas son: ¿Por qué la elección de magistrados se ha dado entre negociaciones secretas y a puertas cerradas? ¿Qué siguen negociando? Los acuerdos políticos son negociaciones de quien ofrece más, quien tiene más que dar… ¿Qué está en juego en este momento en la mesa de las negociaciones? Lo desconocemos.

Lo que es obvio es que tenemos 109 días faltando a nuestro sistema republicano y que los ciudadanos queremos ya una Corte Suprema de Justicia liderada por los magistrados idóneos. No queremos más atrasos, más excusas, más negociaciones, más violación a la ley. Queremos lo que nos corresponde: una institucionalidad capaz de velar porque los poderes no trasciendan de sus mandatos y ponerles límites.

Lo que hoy estamos viendo es un secuestro de la república, una falta de respeto a los límites. Están extorsionando a los ciudadanos a que pidamos elección obviando que queremos a los idóneos, están negociándose entre ellos puestos de poder. Lo que queda es ponerle los límites nosotros, exigiendo, y en las próximas elecciones recordando el rostro de todos los que ayer decidieron pasar por alto la institucionalidad y decidir seguir sin Sala.

Por movimiento300

CON INSTITUCIONALIDAD NO HABRÁ MÁS “TONYS SACAS”

Hoy cumplimos 26 días sin Sala de lo Constitucional. Un proceso que los diputados deberían haber finalizado de manera eficiente y con prontitud se ha convertido en una negociación bajo la mesa que tiene tintes de componendas y distribución de poder entre los partidos políticos.

Hoy también sigue la consternación de la opinión pública y la nuestra por el caso del expresidente Antonio Saca, quien se declaró culpable de haber sustraído de manera ilegal más de $300 millones del erario público, y que con un recurso legal ahora puede pagar por ello menos de 10 años en la cárcel, y que además no queda claro si será obligado a devolver el dinero.

Es urgente que el sistema de justicia ponga en remojo su actuar respecto a la persecución y el castigo de los delitos. Como lo hemos dicho en otras ocasiones: En un país sin consecuencias, todo es posible. Esto debe cambiar.

Como sociedad civil debemos exigir que se resuelva lo urgente, pero no podemos olvidar lo importante. ¿Por qué un presidente pudo sustraer fondos públicos de manera tan fácil?, ¿cómo es posible que esto haya pasado y nadie haya dicho y hecho nada? Y la respuesta es contundente: por falta de institucionalidad.

Y es que una institucionalidad que no funciona, o que está al servicio de algunos, permitió que los saqueos de funcionarios públicos ocurrieran por sobre la labor de la Corte de Cuentas, de los fiscales generales de turno, de la Sección de Probidad y de todas las instituciones que deberían existir para generar un balance y evitar el abuso de los pícaros que llegan al poder.

La institucionalidad sigue frágil, 26 días sin elegir magistrados para la Sala de lo Constitucional tendría ser una vergüenza para los diputados, y como ciudadanos deberíamos estar presionando para que estos tengan un costo político por su incapacidad.

Si no fortalecemos la institucionalidad, si no nos aseguramos que a las instituciones lleguen personas idóneas, si no procuramos que el sistema republicano funcione, no importa lo que hagamos o a quien elijamos en las próximas elecciones, las puertas y los incentivos para desfalcar al erario público estarán a disposición de quien ostente el poder.

Si en el futuro no queremos más “Tonys Sacas”, entonces preocupémonos por lo importante. Empecemos hoy y escribamos a los diputados, ocupemos las redes sociales, expresemos nuestra indignación y pidamos que elijan nuevos magistrados con las credenciales adecuadas y que respondan a los intereses de la sociedad y no de cúpulas partidarias y de particulares.

Hagamos la diferencia, indignémonos, pero por lo importante. Un mejor país es responsabilidad de cada uno de nosotros. Enojarnos, compartir memes, escribir en nuestras redes sociales ayuda pero no cambia nada. Involucrémonos, informémonos y participemos de manera contundente del país que queremos y no del que nos quieren dar los que nos gobiernan.

Por movimiento300

EL ESTADO NO ES PADRE

“Ley de educación en afectividad y sexualidad responsable” es la propuesta de ley que tres diputados llevaron ayer a la Asamblea Legislativa para impulsar que la responsabilidad de educar a los niños en esos temas sea potestad del Estado, tanto en colegios públicos y privados. Más allá de las intenciones y sus consecuencias, la lógica tras la iniciativa merece algunas reflexiones claves.   Leer más

Por movimiento300

DEBATAMOS SOBRE LA VIDA, NO SOBRE EL ABORTO

En los últimos días, hay una ofensiva sobre la despenalización del aborto en el país. El tema sobrepasó a los políticos tradicionales y ahora ocupan a personas de la sociedad civil. Dos artículos de la semana pasada llamaron nuestra atención y creemos merecen algunas reflexiones.

Hay que aclarar de entrada que no estamos en contra de las mujeres: defendemos la vida de ambos, por ser individuos.

Lo primero que llama la atención es el manejo del tema, cómo lo han llevado a un plano emocional, con posiciones personales, supuestas victimizaciones y presunciones. Algo que limita el análisis objetivo de lo racional. Y por eso es importante quitar dichas valoraciones de la mesa.

El análisis de los artículos está enfocado en las consecuencias y no en las causas. Cuando se habla de proteger a la mujer permitiéndole asesinar a un no nacido por violación se habla de erradicar la consecuencia, no la causa. ¿Qué se hace para erradicar las violaciones?

Esto genera una dicotomía entre la vida de la madre y la del no nacido, como si de escoger se tratara, o de darle preponderancia más a una que otra. Lo cierto es que ambas vidas valen lo mismo y el enfoque debería de ser salvar ambas.

El conflicto entre dos partes es una vieja práctica de ideas que siempre causa muerte y miseria.

El análisis busca confundir, al exponer argumentos técnicos, mezclando el pasado con el presente y una visión del futuro. Claramente el recurso técnico es para fortalecer una idea sin fundamento, moldeando la ley a medida, lo cual riñe con la Igualdad frente a la Ley, con el derecho a la vida.

Los artículos están llenos de generalizaciones y presunciones: que todas las mujeres pobres quieren abortar, que todas las ricas abortan en el exterior, que todas las niñas pobres son violadas. Pero esas son excepciones, no reglas.

Es importante esta distinción porque la ley solo puede legislar en base a la regla, no a la excepción. No negamos que estos casos existan, pero son excepciones, no reglas.

En nombre de la “victimización”, la solución que pretenden es que el Estado sea quien de manera legal ejecute el homicidio del no nacido. Lo que equivale a que los miles de contribuyentes financiemos acciones que no apoyamos. Eso es autoritarismo a través de la ley.

Justifica vida por muerte en nombre de la defensa de las mujeres y niñas, las somete a un proceso que es traumático y con consecuencias graves de salud, en un sistema de salud incierto y en un sistema judicial ineficaz, lo que devela un interés ideológico político y no un interés genuino por las mujeres, consciente o inconscientemente.

Es un tema político-ideológico. Prueba de ello es que son temas de siempre de los enemigos de la libertad. Es curioso cómo ahora sí ven como apoyo a personas que defienden libertades que ellos aborrecen y eliminan. Lo único que generan es división y cortinas de humo.

¿Por qué empujan este tema al final de una legislatura? ¿Por qué ahora que perdieron diputados? No es casualidad.

La ONU, que evita condenar violaciones a los derechos humanos que están sucediendo en la región, ahora en nuestro país impulsa el homicidio de no nacidos. Eso es una “colonización cultural” que tiene base en una agenda de algunos personeros, organizaciones y partidos políticos.

En nombre de la dignidad quieren dar herramientas para socavar la dignidad. No hay dignidad sin vida, por lo que el valor superior es la vida en sí misma.

Respetamos el esfuerzo de tratar de racionalizar el tema, lo que permite desarmarlo de manera eficaz. Lo que no se vale es el manejo malicioso de emociones, las presunciones, el conflicto de vidas, la confusión legal y las mentiras inexactas disfrazadas de buena voluntad.

No se trata de debatir la legalización del aborto, mejor hablemos de defender la vida de mujeres, hombres y no nacidos.

Por movimiento300

UNA MIRADA A LAS ELECCIONES LEGISLATIVAS Y MUNICIPALES 2018

Cada vez que se habla de elecciones se hace un énfasis equivocado en la importancia que estos procesos democráticos tienen en los políticos, cuando lo que se debe hacer es recordar que este esfuerzo es para fortalecer el poder de los ciudadanos.
En un proceso largo y marcado por la carrera a las elecciones presidenciales, nuestra lectura de lo que sucedió en el camino y durante el 4 de marzo es la siguiente:  ANALISIS 300

Por movimiento300

OTRA ELECCIÓN CUESTIONADA Y SIN RESPUESTAS

El Tribunal Supremo Electoral de nuevo queda en tela de juicio con lo acontecido el día de ayer, durante casi 24 horas tuvieron a la población informada con datos poco confiables, lo más grave de este hecho, es que si el ente colegiado sabía que el sistema de marcas de preferencias estaba marcando un error ¿por qué no lo notificó de manera inmediata a los ciudadanos?   Leer más

Por movimiento300

El equipo de #LosDeseables de Movimiento 300

A 6 días de las elecciones legislativas y municipales, no ir a votar no es opción. Como salvadoreños somos responsables de nuestro futuro y una herramienta para construir un mejor país es el voto. ¡Tenemos que asumir nuestra parte e ir a votar!   Leer más

Por movimiento300

SOBRE EL TPS ¿POR QUÉ SE VAN LOS SALVADOREÑOS?

Hoy es un lunes triste para más de 200,000 mil salvadoreños que reciben la noticia que el Estatus de Protección Temporal (TPS) en Estados Unidos llega a su fin, ahora tienen hasta septiembre de 2019 para encontrar una alternativa viable o retornar al país.   Leer más

1 2 3
ME DISCULPARÍA POR SER MUJER, PERO SERÍA MEDIOCRE
LA REPÚBLICA ESTÁ SECUESTRADA
CHINA: ¿POR EL BIEN DEL PAÍS O EL BIEN DEL FMLN?
CON INSTITUCIONALIDAD NO HABRÁ MÁS “TONYS SACAS”
EL ESTADO NO ES PADRE
DEBATAMOS SOBRE LA VIDA, NO SOBRE EL ABORTO
UNA MIRADA A LAS ELECCIONES LEGISLATIVAS Y MUNICIPALES 2018
OTRA ELECCIÓN CUESTIONADA Y SIN RESPUESTAS
El equipo de #LosDeseables de Movimiento 300
SOBRE EL TPS ¿POR QUÉ SE VAN LOS SALVADOREÑOS?