por movimiento300

Ayer murió un emblemático personaje del comunismo. Una persona que en nombre de  la revolución asesinó y fusiló a miles de personas. Un hombre que prometió libertad y dio esclavitud. Sin embargo, a pesar de que la muerte llegó a uno de los hombres más tiranos de la historia, no han muerto sus ideas.

Hoy Cuba amaneció igual, El Salvador también. Porque las ideas trascienden y sus ideas tuvieron tantas repercusiones que en un país tan rico en recursos la igualdad los ha obligado a ser nada, a querer huir.  Entonces, ¿qué sentido tiene celebrar la muerte de una persona si las ideas siguen teniendo vigencia?

La batalla es de ideas, no de personas. Es importante que en este momento esa idea se recuerde. Qué caso tiene encender odios y resentimientos contra alguien que ya no está pero que deja un país entero en miseria y que la exporto a otros países del mundo . ¿Hay razones para celebrar?

Sin embargo, a diferencia de los socialistas que celebran cada vez que un opositor muere, nosotros como liberales, y por ello defensores de la vida y las libertades, no aplaudimos la muerte de nadie, pero tampoco podemos callar lo que la dictadura de Fidel Castro significó para nuestra Latinoamérica y el daño inmenso que se generó desde esa tiranía perversa.

Creer que con su muerte todo cambia y la libertad regresa es ignorancia. Es ignorar que la batalla de las ideas exige vivos activos, no muertes de personas y trascendencia de ideas. Si hoy celebramos una muerte, la pregunta es ¿por qué no hemos sido capaces de defender las vidas?

Como liberales entendemos el daño que Fidel Castro hizo no solo a Cuba sino al mundo entero. Estamos conscientes de que sus ideales fueron capaces de matar a miles y eso no merece respeto. Pero el peligro de caer en debatir con personas, celebrar muertes, nos hace olvidar que las ideas sigan. El terreno que hay que batallar está en la opinión pública promoviendo las ideas de libertad.

No podemos permitir que una vez más el socialismo a través de las emociones nos manipule. No caigamos en el juego de ellos, sigamos nuestra lucha de cambiar las cosas haciendo.

movimiento300
Acerca de movimiento300

No hay comentarios

Deja un comentario