por movimiento300

Incomprensiblemente ayer los partidos de oposición oxigenaron a un gobierno que constantemente irrespeta la institucionalidad, violenta leyes y rompe acuerdos, ¿cómo cree la oposición que el gobierno va cumplir su acuerdo fiscal?

Ayer los diputados en medio de adornados y extensos discursos justificando su decisión, que según ellos ha sido un gran logro, nos demostraron nuevamente su falta de respeto por los ciudadanos. Erróneamente nos han querido vender la idea de que la emisión de bonos acordada ayer fue una gran decisión que favoreció “al país”. Pero no hay nada más alejado que eso.

El problema no es que no hay dinero. El problema es adónde se va el dinero todos los años. El presupuesto de 2017 está diseñado para que de los más de $4mil millones, $3mil millones sean ocupados para gasto corriente, es decir para pagar el “funcionamiento” de Estado.

La idea de que el gasto público genera prosperidad es falsa. El elevado gasto, que en su mayoría va a remuneraciones, nos da la clara señal que los funcionarios no están gobernando para nosotros sino para ellos; haciendo crecer cada vez más al Estado, creando más empleos en el sector que nada produce y abriendo nuevos puestos que lo único que hacen es generar más obstáculos para que los individuos podamos alcanzar nuestros objetivos.

El Estado como institución no produce. Por el contrario, nos quita el fruto de nuestro trabajo a través de impuestos, mientras nos vende la falsa idea que es así como se generan oportunidades y se combate la pobreza. No puede haber, en la historia, mayor falacia que esto.

El problema no es solo que ellos nos venden una falsa verdad, una verdad mal intencionada, sino que la situación recae y recaerá siempre sobre nosotros. Al adquirir más deuda el gobierno lo que en realidad hace es traspasarle su ineficiencia y mala administración a los mismos de siempre: los contribuyentes.

Sí, es urgente resolver la crisis, pero aún más importante analizar la verdadera razón y las consecuencias que estas malas decisiones tendrán sobre nosotros. Y sobre cuánto tiempo más tendremos que prolongar esta medida, para obtener “beneficios” temporales.

Mientras más las ignoremos lo que sucede más duro será el golpe.

movimiento300
Acerca de movimiento300

No hay comentarios

Deja un comentario