• 0

por movimiento300

Venezuela duele a Latinoamérica.  Y duele porque detrás de la crisis política y la violencia que la dictadura de Nicolás Maduro está generando hay miles de héroes de la sociedad civil que, en muchos casos, están entregando hasta su vida por la Libertad.

Venezuela hoy deber ser un espejo para nuestro país, ya que al igual que los dirigentes actuales del gobierno salvadoeño, los funcionarios venezolanos creen en una democracia que solo busca ser una herramienta para su objetivo principal: obtener el poder total.

El boicot a los ciudadanos, la toma política de las instituciones y la manipulación de las herramientas democráticas para sus propios fines fueron el camino que llevó a Venezuela a esta grave situación, donde el asesinato de inocentes a manos del poder represivo del Estado y la cárcel para los que piensan diferente es el resultado para los que buscan una mejor vida para los venezolanos. 

Con vergüenza vemos cómo el gobierno salvadoreño, contrario a muchos países democráticos del mundo, se niega a recriminar y rechazar el actuar de Nicolás Maduro. Por el contrario, da su apoyo a una dictadura que a claras luces es represiva y contraria al pensamiento de los salvadoreños.

La posición del gobierno y del canciller no nos representa, y desde la sociedad civil es urgente aclarar que la mayoría de salvadoreños rechazamos de manera contundente el gobierno totalitario de Maduro y nos solidarizamos con los miles de venezolanos que están peleando desde la calle una lucha justa por una aspiración genuina: tener elecciones limpias y libres. 

No importa cuántos comunicados oficiales lance el gobierno cómplice del FMLN, los salvadoreños no reconocemos la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por Maduro, como lo han hecho países como EE. UU., Colombia, México, Panamá, Argentina, Perú, Chile, Canadá, España y la Unión Europea. Sabemos que la decisión del gobierno venezolano solo agravará la crisis. 

Lo que desde El Salvador exigimos es el fin de la represión, la liberación de todos los presos políticos, la apertura de un canal de asistencia humanitaria, la restauración de los poderes de la Asamblea Nacional y la convocatoria inmediata de elecciones generales, libres, justas y transparentes.

movimiento300
Acerca de movimiento300

No hay comentarios

Deja un comentario